Skip to content

Adiós Rosetta

15 diciembre, 2016
La última foto de Rosetta, a 20 metros sobre la superficie del cometa. Foto: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

La última foto de Rosetta, a 20 metros sobre la superficie del cometa. Foto: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

La nave Rosetta ha enviado a la Tierra la última fotografía de su extraordinaria vida. Ha sido una misión espacial simplemente increíble. Ese podría ser el resumen, en una frase, de una de las exploraciones del espacio que quedará en la memoria de todos, la de la Misión Rosetta al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Como un preludio de su final, Rosetta advertía en una de las últimas informaciones que se recibió en el centro de control de la misión de la presencia de un “gran objeto” situado en su campo de visión, que no era otra cosa que el horizonte del cometa.

La señal de Rosetta desapareció de las pantallas del control de la misión de la ESA a las 11:19:37 GMT, confirmando así que la nave había llegado a la superficie del cometa y que se había desconectado 40 minutos antes, a 720 millones de kilómetros de la Tierra.

Los científicos han logrado reconstruir el descenso final de la sonda y han podido comprobar que aterrizó suavemente en la superficie a tan solo 33 metros del punto previsto, un nivel de precisión que para la Agencia Espacial Europea vuelve a demostrar el excelente trabajo realizado por los especialistas en dinámica de vuelo participantes en la misión.

Últimos datos

El lugar del aterrizaje está situado dentro de una antigua fosa en la región de Ma‘at, en la ‘cabeza’ del cometa, y hasta el momento final, la nave siguió enviando extraordinarios datos del 67P, como ya lo hizo a lo largo de la misión.

Foto: CIVA: ESA/Rosetta/Philae/CIVA; NAVCAM: ESA/Rosetta/NAVCAM – CC BY-SA IGO 3.0; OSIRIS: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA; ROLIS: ESA/Rosetta/Philae/ROLIS/DLR

Foto: CIVA: ESA/Rosetta/Philae/CIVA; NAVCAM: ESA/Rosetta/NAVCAM – CC BY-SA IGO 3.0; OSIRIS: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA; ROLIS: ESA/Rosetta/Philae/ROLIS/DLR

A medida que Rosetta se acercaba a la superficie, como ya hiciera su compañero Philae, registró un aumento de la presión del flujo de gas procedente del cometa. Los diferentes rastreos revelaron temperaturas de entre −190 y −110 ºC a unos pocos centímetros por debajo de la superficie. Los astrónomos barajan la hipótesis de que la variación de temperaturas se deba a las sombras y la topografía del terreno circundante.

Al igual que Rosetta, el cometa va entrando lentamente, a medida que se aleja del Sol, en una etapa de letargo. La última medición de emisiones de vapor de agua, que se realizó el 27 de septiembre, estimaba que el cometa emitía el equivalente de dos cucharadas de agua por segundo, mientras que en el momento en que estuvo más activo, en agosto de 2015, los cálculos llegaban al equivalente de dos bañeras de agua por segundo.

Adiós Rosetta y gracias

Hemos vivido con Rosetta una misión de exploración del Sistema Solar realmente increíble, escúchalo en menos de 3 minutos.

La Cápsula de la Ciencia Nº 124. Adiós Rosetta Ir a descargar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: